Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2016

¡Acerquemonos!

El autor de la carta a los hebreos debió de haber conocido muy bien lo que aquí afirmaba. Cuando utiliza la frase “nuestras debilidades” deja manifiesto que estaba consciente de lo que en otro lugar se decía de Elías: 
“…Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.” Santiago 5:17-18
No existe en estas palabras rastro alguno de triunfalismo o elitismo. Se trata de “nuestras debilidades”. Cuando los escritores del Nuevo Testamento hablan de debilidades se refieren a aquellas limitaciones físicas y psíquicas que nos detienen en el desarrollo y progreso espiritual que Dios quiere para nosotros. Las limitaciones de un cuerpo que enferma y se va desgastando. Las limitaciones de las facultades del alma para amar, luchar, creer, querer…etc. Igualmente, el apóstol Pablo deja claro que estaba consciente de su debi…